Equipos del Rosario - Presentación del tema del año 2017-2018

Artículo de fr. Hervé Jégou, Capellán Nacional de Francia, publicado en el Folleto mensual de oración de los Equipos del Rosario Nº423 de septiembre 2017


Tema del año: La alegría de la salvación

En este mes de septiembre empiezan nuestras reuniones mensuales alrededor de un nuevo tema del año: “La alegría de la salvación”. Once textos bíblicos, cada uno relacionado con un misterio del Rosario, van a permitirnos profundizar este tema los próximos meses. Aquí tenemos, en breves palabras, el recorrido bíblico al que os invitamos.

  • Septiembre: Lc. 9, 1-10. Empezamos nuestro recorrido con una figura que engancha. Zaqueo, el recaudador de impuestos a quien Jesús ha ido a recoger a su árbol para invitarse a su casa. Zaqueo le recibe con alegría pues entiende que la salvación ha llegado a su casa. Como para María en el misterio de la Anunciación, la salvación que aflora para Zaqueo le llena de alegría.

  • Octubre: I Tim.1, 12-17.  En esta carta escrita a uno de sus compañeros, Pablo da un testimonio personal sobre su itinerario espiritual. El, el “blasfemo”, el “perseguidor”, el “violento” ha sido perdonado por Cristo Jesús. Eso le llena de gratitud y alegría, tanto más que se le ha “encargado un ministerio”. El misterio del Anuncio del Reino nos invita a dar testimonio de la gracia de la Salvación siempre más fuerte que el pecado.

  •  Noviembre: II Tes. 2, 13-17.  Pablo se dirige a los Tesalonicenses a través de una acción de gracias. ¿Cómo mejor subrayar que es en su amor infinito como Dios les ha elegido para salvarles? Están imvitados a entrar en la gloria del Señor que se ha manifestado en el misterio de la Transfiguración.

  •  Diciembre: Mt. 1, 20b-25. La elección del nombre de un niño que va a nacer es siempre algo importante. En el sueño de José es el mismo ángel quien se encarga de elegir el nombre del niño que lleva en su seno María. Se llamará Jesús, es decir, el Señor salva. En el misterio de la Natividad se nos da aquel que viene a salvar a su pueblo.

  • Enero: Hech. 8, 26-40. Por el camino entre Jerusalén y Gaza, Felipe es enviado por el ángel del Señor para ir al encuentro de un eunuco. Invitado a darle la interpretación de un versículo del profeta Isaías, Felipe le revela que todo eso se ha cumplido en Cristo Jesús. Estremecido por esta revelación pide enseguida el bautismo y sigue su camino contentísimo. En el misterio del Bautismo de Jesús nos es revelado aquel que viene a salvarnos.

  •  Febrero: Lc. 2, 25-33. De nuevo vamos a escuchar el texto de la Presentación de Jesús en el Templo. Simeón espera desde hace tiempo “el consuelo de Israel”. Empujado por el Espíritu Santo va al Templo y contempla con sus propios ojos al que es la Salvación.

  •  Marzo: Jn. 16, 20-24. A todo nacimiento le precede un tiempo de sufrimiento nos dice Jesús en este evangelio de Juan. Una forma de contemplar nosotros el misterio de Jesús con la cruz a cuestas. Para vivir la alegría de la Salvación, si hay que atravesar necesariamente el sufrimiento, será en la confianza en el que ha dado su vida por nosotros.

  •  Abril: I Pe. 1, 3-9.  El apóstol Pedro nos hace entrar en la alegría del misterio de la Resurrección. Gracias a la victoria de la mañana de Pascua estamos sumergidos con Cristo en una “viva esperanza”. Eso nos hace exultar de gozo, nosotros que somos los herederos de una vida nueva que triunfará sobre toda corrupción y toda mancha.

  • Mayo: Lc. 1, 39-56. En el misterio de la Visitación se nos permite contemplar la alegría compartida entre María e Isabel en los albores de la Salvación. La una lleva al Precursor, la otra al Salvador. Este encuentro no es más que estremecimiento de alegría que nos lleva al cántico de María, verdadera “oda a la alegría”.

  • Junio: Hech. 2, 42-47. El libro de los Hechos nos permite ver los efectos del misterio de Pentecostés en la primera comunidad cristiana.. El don del Espíritu hace entrar en la alegría a la comunidad de los salvados. Esta alegría invita a la comunión, a la sencillez de corazón, a la oración y al compartir.

  • Julio: Apoc. 19, 1-9. El libro del Apocalipsis nos revela la última etapa de la Salvación, como lo anuncia igualmente el misterio de la Asunción. Una multitud inmensa canta su alegría por participar en las Bodas del Cordero en una alabanza incesante donde resuenan los “aleluya”.

 

Category:
Spanish