Albricias para nuestros cofrades del Rosario viviente

En el mes de octubre nuestros abuelos y padres, desde hace muchos años, van y vienen al templo de santo Domingo – Basílica de Nuestra Señora del Rosario- a saludar a la Virgen María, Madre de Jesús y Madre nuestra en la advocación del santísimo Rosario. Son ellos los que, seguramente, nos han enseñado que el mejor modo de ser como Jesús es meditando en su vida a la luz del rezo de las cuentas del Rosario.

Este año no queremos olvidarnos de ti, pequeño y joven cofrade del Rosario Viviente, hemos visto como te ha ilusionado saber lo cerca que estás de la Madre de Jesús cuando, en tus pequeñas y jóvenes manos, pasan las benditas cuentas del Rosario. Cada vez que enuncias el misterio correspondiente y te sumerges en el Padrenuestro o en las Avemarías nos sentimos alentados porque sabemos que desde muy joven estás forjando tu espiritualidad cristiana.

El rezo del santo Rosario, que haces todos los días, nos anuncia que muy pronto nuestra iglesia Católica y nuestra Guatemala tendrá hombres y mujeres de una fe inquebrantable, una fe que transformará todo lo malo que hay para hacerlo bondadoso, verdadero y virtuoso, como decía san Pablo.

También a ustedes va dirigido el mensaje que adorna la Basílica este año. También a ustedes, porque sabemos que quieren ser verdadero espejo de Jesús. Esto solo lo alcanzaran si se dejan guiar por santa María del Rosario, como ella deben ser humildes, sencillos y serviciales. ¿En dónde y cómo? En el hogar con sus padres y hermanos y familiares, en la escuela, con los amigos, con todos y en todo momento deben vivir como vivió Jesús, en eso mostrarán, silenciosamente, que son parte del Rosario Viviente de la Virgen María.

Ustedes están llamados a ser luz, efectivamente son las antorchas que con su rezo y con su vida anuncian a otros que para ser buen hijo de la Virgen María no se puede ser altanero ni orgulloso, que no se puede ser mentiroso ni rencoroso, que no se puede discriminar a nadie.

En la medida en la que ustedes sean luz de humildad y sencillez estarán siendo nuestra mejor carta de presentación y seguramente que con su testimonio cada días más niños y jóvenes querrán ser parte de esta maravillosa experiencia de comunión con Jesús por medio de María que llamamos: Rosario Viviente.

Para todos ustedes ¡Felices fiestas de octubre 2011!

 

Rosary Confraternities
Spanish